Alvear 280, Lincoln, Buenos Aires

(02355)422046 / (02355)15578458 clinicadeojoslincoln@gmail.com

Patología de Retina

Es un problema ocular grave que puede ocurrir a cualquier edad, a pesar de que habitualmente se presenta en personas de mediana edad o ancianos. Es más probable que ocurra en pacientes miopes o en aquellos cuyos familiares han tenido desprendimiento de retina. Un golpe fuerte y seco en el ojo también puede hacer que la retina se desprenda. Si no se trata rápidamente, el desprendimiento de retina puede dejar un deterioro o una pérdida de la visión.

La mayoría de los desprendimientos de retina son causados por la presencia de uno o más pequeños desgarros o agujeros de la retina. El envejecimiento normal puede a veces causar un adelgazamiento y deterioro de la retina, pero más a menudo el responsable de esto es el desprendimiento del cuerpo vítreo, una sustancia parecida a un gel transparente que llena el ojo.
El cuerpo vítreo está firmemente adherido a la retina en varios lugares alrededor de la pared posterior del ojo. A medida que el vítreo se encoge, puede tironear de una porción de retina dejando una pequeña rotura o agujero. La parte de la retina que se desprende no funcionará, y habrá una nube o telón o una mancha ciega en la visión.
Debe notarse que hay algunos desprendimientos de retina que son provocados por otras enfermedades oculares, como tumores, inflamaciones graves o complicaciones de la diabetes. Estos son llamados desprendimientos secundarios y no presentan desgarros ni agujeros en la retina; el tratamiento de la enfermedad que produjo el desprendimiento de retina es lo único que permitirá que la retina vuelva a su posición normal.

Las personas de edad mediana y ancianos pueden ver manchas negras que flotan, llamadas flotadores, En la mayoría de los casos estos síntomas no indican problemas serios. Sin embargo, en algunos ojos, la aparición brusca de manchas o relámpagos luminosos puede indicar un desprendimiento del cuerpo vítreo con desgarros en la retina.

Es necesario un examen ocular completo realizado por un oftalmólogo para chequear el interior del ojo y así determinar si existen desgarros retinales.