Alvear 280, Lincoln, Buenos Aires

(02355)422046 / (02355)15578458 clinicadeojoslincoln@gmail.com

¿Sabes cada cuánto debes ir al oftalmólogo?

El sentido de la vista es considerado como el sentido más importante, sin embargo, generalmente sólo acudimos a revisión cuando tenemos algún problema o molestia en nuestros ojos.

Por si esto fuera poco, en promedio, cuando la gente tiene problemas de la vista acude con un técnico optometrista. Sin embargo, muchas afecciones de este tipo tendrían que ser revisadas por un médico especialista en los ojos, es decir, un oftalmólogo.

Los oftalmólogos son médicos generales que, después de años de preparación, se especializan en los ojos y en la vista.

Sabías que…

El cuidado de los ojos no consiste únicamente en corregir los problemas de visión a través del uso de lentes. Por ello, todas las revisiones deben ser realizadas por un profesional capacitado para detectar posibles afecciones o daños que pudieran causar problemas mayores más delante.

Las personas que padecen diabetes o cataratas deberán visitar al oftalmólogo con mayor frecuencia.

Si sufres de aguna lesión grave en tus ojos, como por ejemplo, desprendimiento de retina, deberás acudir con un oftalmólogo inmediatamente.

¿Cómo encontrar ayuda profesional?

Los oftalmólogos son médicos muy solicitados, por lo que no deberías tener problemas para encontrar más de una clínica oftalmológica cerca de tu casa o lugar de trabajo. De hecho, una búsqueda en la red podría bastar. Por ejemplo, si estás en el Distrito Federal, puedes buscar «clínicas oftalmológicas df» y muy probablemente descubrirías toda una lista de opciones.

¿Cuándo buscar ayuda de un especialista?

Probablemente si llegas a tener una molestia leve en los ojos podrías buscar «clínicas oftalmológicas df» en la red. Sin embargo, deberás acudir a la brevedad con un oftalmólogo si:

-Notas que tu visión disminuye, aunque sea sólo de manera temporal.
-Percibes que tu vista es distorcionada y comienzan a aparecer cosas extrañas en tu visión como hilos negros, destellos de luz o manchas de colores.
Ves doble , un velo blanco bloquea tu visión o la vista te está temblando.
-Sufres alguna herida en los ojos.
-Sientes dolor en alguno de tus ojos.
-Algún ojo se desalinea.
-Padeces presión alta, diabetes, desórdenes en la tiroides o un historial familiar de problemas en los ojos.

¿Qué esperar de la consulta?

En tu visita, y dependiendo de tu caso en particular, el oftalmólogo realizará una o varias pruebas para diagnosticar correctamente cuál es tu padecimiento y elegir el mejor tratamiento a seguir.

Estas pruebas pueden incluir:

-La medición de tu agudeza visual.
-La evaluación del correcto funcionamiento de tus párpados.
-La verificación de que tus músculos oculares estén trabajando de manera adecuada.
-La valoración de la presión del líquido adentro de tus ojos.
-La revisión general de tu córnea, pupila, iris y demás partes del ojo.

¿Tienes la certeza de que le estás dando a tus ojos los cuidados que necesitan para funcionar adecuadamente?

Recuerda que el hecho de que no padezcas algún problema con tus ojos o tu visión no significa que debas descartar la visita al oftalmólogo. Por ejemplo, los niños deberán acudir con un oftalmólogo al menos una vez antes de cumplir los seis años de edad, para asegurarse de que todo está bien con el desarrollo de sus ojos y su vista. En la edad adulta, se recomienda acudir a revisión por lo menos una vez cada dos años.

Por otro lado, lo más recomendable para las personas de la tercera edad es visitar al especialista en oftalmología de manera anual, sobre todo para detectar enfermedades oftalmológicas que son muy comunes entre los adultos mayores, tales como las cataratas y el glaucoma.

No olvides darle el cuidado adecuado a tus ojos para que puedas seguir recibiendo toda la información que hay en tu entorno.

Recuerda que no hay nadie más capacitado que un especialista en oftalmología para diagnosticar cualquier padecimiento que pudieras presentar en tus ojos, y para elegir el tratamiento que lo pueda prevenir, corregir o eliminar.

Deja que el oftalmólogo te vea para que tú veas bien… Y no pierdas de vista que la atención de un médico especializado siempre será la mejor opción cuando de tu salud o la de tus seres queridos se trata.